BRUCE DICKINSON – ALL THE YOUNG DUDES



Probablemente no era un secreto que el cantante de Iron Maiden iba a terminar por hacerse solista. A pesar de las notorias diferencias, en “Tattooed millionaire” de 1990 se escucha una voz más rockera de lo acostumbrado y con otra actitud respecto a su performance. Tampoco se traslucen síntomas de cambios ni de modernidad, eso llegaría recién con “Balls to Picasso” su segundo disco de 1994. Pero se destacan algunas perlitas como “Son of a gun”, "Tattooed millionaire” y “All the young dudes”, el clásico de “Mott the Hopple” (Canción de Bowie, en realidad), que le darían otro gusto al disco en que vio a un Dickinson en plena transición.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

HERNAN GARCIA - HABEAS PORNUS

HERNAN GARCIA - UNA ENTREVISTA

JOHN LENNON - WELL, WELL, WELL