MARIO BREUER - UNA ENTREVISTA


LOS DISCOS QUE ESCUCHAS QUE SUENAN BIEN, SUENAN BIEN PORQUE SUENA BIEN LA MÚSICA. PORQUE LA MÚSICA SUENA BIEN ANTES DE LLEGAR AL MICRÓFONO



Mario Breuer trabajo, entre otros muchos, con Charly García, Luis Alberto Spinetta, Sumo, Andrés Calamaro, Los Redondos, Los Abuelos de la Nada, La Renga, Fito Pez, Los Pericos, Seru Giran, Soda Stereo y etc, etc, etc… Su actividad tras la consola nunca se detuvo desde hace más de 40 años. Y acerca de esto, entre otras cosas, le preguntamos, y hasta nos bromeó un poquito…





Más allá de haber leído tu libro lo primero que se me viene a la mente es el “Para Mario!” al final de “Llegando los monos”… Porque si bien se ve tu nombre en varios otros discos, recuerdo a Pettinato mencionándote porque quería tu oído y tus manos para el primer disco de Sumo… Vos ya tenías una trayectoria recorrida, pero Sumo tenía muchas particularidades, Luca Italiano, cantaba en inglés, la banda no se parecía a nada de lo que había acá, las canciones sonaban en la radio… ¿Que camino encontras cuando grabas a un Sumo en el que la dirección y el sentido lo daban todos en la banda? ¿Esperabas que pase algo o, tal vez, en algún momento, y más allá de tu experiencia, llegaste a pensar que no eras apto para una banda así?

Mira, encontras el camino de la banda sin lugar a duda… O sea, nunca busque caminos que no sea el de la banda, por el contrario. Siempre trato de buscar el camino certero de cada grupo de cada alquimia de seres humanos que componen un grupo de música. En el caso de Sumo ellos ya estaban muy fuertes y este era en realidad el tercer disco que hacían porque ya habían hecho “Corpiños en la madrugada” y “Divididos por la felicidad”. Eran músicos muy comprometidos muy metidos en lo suyo que tenían muy claro lo suyo y es no es un camino que yo quisiera torcer. Por el contrario, lo único que quería era, justamente, sumarme a esa dirección y a ese sentido que lo daban todos los músicos de la banda. ¿Si esperaba que pase algo? Si. Esperaba que pase lo que realmente paso, un disco que es realmente antológico increíble histórico. Quizás para la mayor parte de la humanidad de consumidores de rock latinoamericano quizás es el más famoso que haya hecho yo. ¿Si no estaba apto para Sumo?. Yo hice cosas más heavys que Sumo también. Te encargo “Parte de la religión”, trabajar con Charly, salir de gira con Charly, trabajar con Andrés Calamaro, grabar un disco en vivo. Si, yo estaba preparado para ellos de sobra.


Tiempo atrás me encontré con una entrevista que Claudio Kleimann le hizo al Indio Solari y a Skay Beilison para la revista El Musiquero cuando salió “Luzbelito”… Y el Indio respondía lo siguiente : “Si, en esto vale la pena recalcar que, más allá de la experiencia que uno tiene, estamos trabajando con uno de los mejores técnicos que hay acá que es Mario Breuer. Ya hemos trabajado en dos álbumes con él, y conoce todas las manías, sabe que cosas estas buscando, entonces se hace muy fluido el laburo…”… Pero quería detenerme, más allá de los elogios, porque el Indio parece que habla no solo de un profesional sino también, decime si me equivoco, habla de un oficio, de una interpretación y de un saber empírico que no se consigue a la vuelta de la esquina… ¿Sabes cuál fue el momento en el que supiste que tu vida iba a estar rodeada por músicos de la talla, por ejemplo, de Los Redondos? ¿Pero también cuando te diste cuenta como interactuar con el músico al momento de graba?

Yo soy un soñador, soñé con trabajar con músicos de talla. Soñé con trabajar con Charly García y con Luis Alberto Spinetta… Pero lo que pasa es que, cuando uno esta con esta gente y metido dentro de este entorno, la gente de esta talla deja de ser de esa talla para convertirse en músicos y profesionales que lo que hacen es mejorar mi trabajo. Entones pasan a ser casi otra cosa que un ídolo o un musico de talla, pasan a ser alguien a quien yo le debo mucho más que haberme elegido para grabar su disco. Lo de la interacción con el músico es algo que yo traigo casi desde adolescente desde antes de mi profesión. Mi mamá era psicóloga y socióloga y con ella hablábamos mucho de algo que se llama dinámica de grupos. Que era algo que a mi, siendo adolescente, ya me apasionaba… Y yo incluso después estudie psicología así que la interacción con grupos de seres humanos es algo que me gusta que es casi como un hobby por decírtelo de alguna manera. Pero esto fue, creo desde que entré a mi primer día de jardín de infantes. Siempre me pareció que había que interactuar bien con los congéneres.


A pesar de haber trabajado con Andrés Calamaro y con Charly García también trabajaste con bandas no tan grandes como Don Cornelio, Porco, Alphonso S’entrega aunque no por eso menos talentosos. Me gustaría que me cuentes cuáles son tus influencias como técnico de grabación y a que aspiras siendo que podés grabar desde un artista de fama y éxito hasta artistas no tan consagrados…

Todos los discos que grabo son importantes, tanto para mi como para el artista. En algún momento, en mis comienzos, me tocaron grabar cosas que no tenia tantas ganas de hacer e igual las grabe. “Skills to pay the bills” dicen los ingleses “Oficio para pagar las cuentas”. Pero desde hace muchísimos años que realmente solamente grabo cosas que me dan ganas, con las que me engancho. Cuando yo me sentaba a grabar a Andrés Calamaro o a Charly a Don Cornelio, Porco o a Alphonso S’entrega (Qué bueno que te hayas acordado de Porco) Para mi todos tienen la misma importancia. Yo no trabajo mejor con Charly que con Alphonso S’entrega… No le doy más tiempo, no le cobro más ni menos, ni nada por el estilo… Para mi todos son importantísimos… Cada disco que hacía suponía que ese disco podría tener éxito y que si lo escucha mucha gente ojalá les parezca que esta bien grabado… Es como todo el mundo en la vida y en el universo… Cada uno cuida su boliche y cuida su kiosco. Esta es mi manera de cuidar mi kiosco mi profesión mi trabajo. Ponerle los tres huevos a cada disco que yo haga. Los tres… ¿Vos tenes tres también, no?...


Además de “Rec & Roll” el libro que presenta este viernes 23 en la cúpula del CCK, Mario Breuer, está dictando un taller : “MIXING WORKSHOP. 3 días en 3 estudios distintos. Mezcla digital, mezcla hibrida, mezcla analógica”. El curso es un decálogo de todo lo que hay que hacer (y todo lo que hay que evitar) para finalizar con éxito una producción musical. Pero hay muchas otras cosas del taller que podés enterarte en www.mariobreuer.com





Promediando la lectura de “Rec & roll” mencionas que cuando conociste a Charly García ya se había lanzado “Yendo de la cama al living”… Y ese disco particularmente tiene un sonido que marca un antes y un después en la historia del rock argentino. También contas que García compone en inglés, o por lo menos lo hacía en esa época, y que luego pasaba eso al castellano, los Ratones Paranoicos también, un métodos similar y mencionas “Ya mori”… ¿Qué sustento te parece puede tener hoy en día el rock en castellano? ¿Tiene el mismo sentido que cuando Los Gatos, Moris, Manal o Pescado Rabioso empezaron o el idioma del rock es el inglés, al igual que el idioma del tango es el lunfardo, y ese título no se roba nadie?...

Yo en realidad a Charly lo conozco bastante antes de “Yendo de la cama al living”… Nos habíamos cruzado en un par de ocasiones y empecé a trabajar en sus shows en vivo… El tema del inglés es muy simple, a mí me gustaría poder ser un lingüista y explicártelo con conocimiento de la teoría… El inglés es un idioma para el cual componer letras que se lleven bien con la música es muy muy muy muy mucho más amable que el español o por ejemplo que el alemán… No sé, tiene que ver con como se habla, con los modismos, las acentuaciones, como enganchan las palabras, el uso de las vocales, por muchísimas razones que me cuesta un poco explicar. Estaría bueno que se lo preguntes a un lingüista multi-idiomático porque hacer una letra en inglés es muchísimo más fácil que en castellano. Por que en castellano hay tantas palabras y conjugaciones… En inglés tenes sesenta palabras con las que podés hacer todas las letras de tu vida y es una herramienta muy sencilla… A veces sale la música y la letra no está ahí y resulta mucho más fácil ponerle una letra en ingles porque es más simple, se adapta más fácilmente que el español… ¿Como harían Carlitos Gardel, el Cuchi Leguizamón, o el Chango Cárdenas?. Sabe dios… Pero la verdad es esta…

Me sorprendió la mención a “Get a grip” de Aerosmith, justo al lado del Nevermind de Nirvana. Decís que fue un pivote en volumen y en mastering. Y justamente ese disco fue el que siguió a “Pump” y que los trajo definitivamente de vuelta a la vida musical, más allá de “Permanent vacation”. Pero sucedió que los hits y principalmente la rotación de videos en MTV ayudaron a ese disco a ser lo que es. Pero más allá de eso existe el hecho de que el disco fue grabado en forma analógica… ¿El disco es lo que es por la repercusión que logro o logro la repercusión porque es lo que es?

Ese es uno de los mejores discos de rock que yo escuche en mi vida y los videos eran increíbles y fue cuando empezaron los videos realmente interesantes. Y tenían una producción importante y se los rotaba… Yo no sé cuanta guita ponía la compañía, pero se rotaban los discos y sonaban los temas porque ese disco es un disco de la concha de la lora. Hipersupermega comercial y aparte sonaba más fuerte que el resto de los discos… Y “Nevermind” de Nirvana hace otra cosa, cambia el paradigma del rock… De los grupos que venían a partir del año 91 o 92, cambian… “Get a grip” lo que hace es por un chiste de producción darle más volumen a su disco y todo el mundo en las compañías discográficas pensaban que el disco fue exitoso porque sonaba más fuerte… De hecho no estoy seguro pero creo que suena más fuerte que “Nevermind”… Quizás me equivoco, pero buenas noches Bariloche…




Al finalizar el libro y hablando sobre la pasión que volcas en la música y en las grabaciones análogas o digitales y en las distintas formas de sonido se me presenta un interrogante que probablemente tenga para mi entender una respuesta distinta de la que vos puedas dar. Porque se me ocurre que tal vez para ser buena la música tiene que sonar bien. ¿O puede ser al revés?.

Los discos que escuchas que suenan bien, suenan bien porque suena bien la música. Porque la música suena bien antes de llegar al micrófono. Los ingenieros, los productores, tenemos trucos y métodos para hacer que una banda que suena como el reverendo orto, suene medianamente digno. Pero cuando vos escuchas un disco y decis : “Uau, como suena esto!” es siempre gracias a la música y a los músicos. Por supuesto que después algún ingeniero muy mal intencionado lo podría echar a perder. ¿Pero sabes una cosa? A mi me ha pasado de grabar grupos o artistas en condiciones técnicas paupérrimas y que el trabajo final suene muy bien. ¿Porqué? Porque la música suena muy bien.



Tengo que confesarte que pensé en la posibilidad de esta entrevista mientras conversaba con Hernán García en Panda durante la grabación del disco Habeas Pornus. En algún momento de esa charla surgió tu nombre y me llamo la atención que alguien con tu trayectoria haya girado con una banda como Oconnor… Entonces quería consultarte acerca de la experiencia tanto en la gira como con los discos que hiciste con ellos…

Yo no soy un fan del metal, me gusta, pero no soy un fan. No es mi estilo, ni es lo que más escucho y de hecho no me voy a los monsters of rock ni nada de eso. Esto a nivel metal universal. Dentro de nuestro país en general nunca fui más allá de Riff, pero me sorprendió mucho cuando apareció Oconnor. Al principio vinieron a masterizar y finalmente fueron como no sé, seis siete discos que masterice, una cantidad… Me gustaba mucho mucho y en alguna oportunidad hasta les preste mi estudio para mezclar y realmente me gusta mucho Claudio es un personaje, es un frontman que merece mi absoluta admiración y respeto y la banda era espectacular… En un momento cuando me llama Hernán para hacer monitores en un “Vorterix”, yo le dije “Mira, no sé si monitores. A mi lo que me gustaría hacer es el P.A.”. Y la banda que estaba armada, con Pablo, Hernán, Fernando e Iván realmente era un chupetín. Así que me subí de gira con ellos. Y tengo que decir que los tres años, creo que fueron, que estuvimos de gira fueron no se… De los treinta mejores fines de semana que tuve 25 fueron en esa gira. Lo disfrutaba muchísimo, gozaba muchísimo, hice sonar a esa banda increíblemente bien… Estaba muy bueno, muy lindo… Se desmembró el grupo, me da un poquito de pena, pero realmente para mi fue un gran premio… Creo que ya no me volvería a subir a la gira de una banda… Empecé antes de cumplir 60 años y me bajé después de los 60… Pero realmente lo disfruté muchísimo, me parece por muy lejos la mejor banda de heavy que hubo aquí en este país.


Para finalizar una corta… Con tu trayectoria y experiencias ¿Cual pensas que fue tu aporte a la música y, paralelamente a esto, en qué otros proyectos podemos encontrarte próximamente?

Mira, mi aporte no fue, mi aporte sigue siendo… Y yo te diría que mi aporte a la música es el simple hecho de que yo amo mi profesión me gusta hacer discos lo hago hace casi 40 años… Hoy es sábado, me tengo que bancar el domingo entero para que se haga lunes y poder ir al estudio a mezclar, a mí me encanta… Yo creo que mi aporte es esto, es mis ganas de hacer buenos discos de música en Argentina… Haciendo lo que sea, grabando, mezclando, produciendo, masterizando… Pero más allá de eso mi aporte en la misma página web vas a encontrar un 30 por-ciento de los discos que yo hice y me parece que ese es un aporte… A Andrés y a mi hija Mariel que son mis chicos mayores no creo haberles cambiado más de cuatro o cinco pañales… Entonces mi aporte es haber estado en el estudio grabando los discos de rock poniéndole, la pasión en vez de estar jugando a la pelota con mi hijo o cambiándole los pañales a mi hija y ocupándome de cosas. Yo le dedique los últimos 40 años y se los sigo dedicando porque sigue siendo así mi vida… ¿Dónde me pueden encontrar? En proyectos de toda América Latina, estoy haciendo un montón de discos estoy con el de “Las Sombras”, termine de masterizar el disco de “Los Rusos hijos de puta”. Tengo un proyecto muy lindo para hacer con “Manolo Juárez”, un estandarte importantísimo del folklore argentino, el músico que hizo que el folklore se salga de los acordes comunes, siempre en un plano mucho más intelectual musicalmente y más fino. Hay un montón de proyectos “Burning Caravan” de Colombia… Los últimos dos discos de “Los Espíritus”… Yo sigo trabajando y sigo apostándole a los proyectos… Me van a ver en un proyecto también folklorico con “Vislumbre del Esteco”… “Tele-Raiders”, o un proyecto de tango como el de “La Fernandez Fierro” que masterice o el de “Ciudad Baigon” que estare mezclando próximamente… Se me va a ver en muchísimos proyectos todo tiempo… En tantos proyectos como se me vio en los 80s, en los 90s, en todos los años de mi vida…

Bueno, creo que eso es todo, se acabó muchas gracias César espero que esto salga… ¿Esto que es para la BBC, no? ¿O en donde va a salir?… Te mando un abrazo, muchas gracias…



Muchas, muchas gracias a vos Mario!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

HERNAN GARCIA - HABEAS PORNUS

SPINETTA JADE – ALMA DE DIAMANTE

JOHN LENNON - WELL, WELL, WELL