ROLLING STONES – HIGHWIRE / SEX DRIVE (FLASHPOINT)


El regreso de los Stones a los escenarios y a las giras marcaba un punto importante dentro de la historia de la música. Quizá algo sobre dimensionado por el peso que su nombre representa. Y es que en ese 1991 The Rolling Stones eran una leyenda viva, quizá de los pocos que habían sobrevivido. Excepto The Kinks o Santana, no había por ese entonces, muchas bandas que pudieran adjudicarse semejante proeza. Quizá The Who con algún esporádico regreso o alguna desventura de Black Sabbath con Ozzy pero este último forma parte de otra generación.

“Flashpoint” es el último registro en vivo con Bill Wyman, su bajista y también registra sus últimas dos incursiones en estudio Highwire y Sex drive. Claro que también es su quinto álbum en vivo y muestra un vivo que no llega a ser áspero como “Love you live” de 1977. Pero tampoco posee un sonido que lo emparente al pulido, y lejano ya, “Still life” de 1982. El set elegido es un vasto recorrido por una carrera que por ese entonces rondaba los 30 años. Con el agregado de nuevas canciones como Sad sad sad, o Rock and a hard place reseñan el disco que estaban presentando “Steel Wheel” y que significó el regreso a las giras y el fin de las hostilidades, así como el fin del “complejo de Peter Pan” (Richards dixit…)

Highwire y Sex drive son dos representaciones nuevas más no sorprendentes de lo que eran los Stones en ese 1991… Luego vendría el contrato multimillonario con Virgin Records y una nueva espera hasta 1994 con “Voodoo lounge”. Ya con la incorporación de Darryl Jones en el bajo y el mentado callo del rock n’ roll…

Comentarios

Entradas más populares de este blog

ANDREA PRODAN - UNA ENTREVISTA

HERNAN GARCIA y HABEAS PORNUS (ACERCA DE TODO UN POCO EN LA VIDA DE LA MÚSICA...) - UNA ENTREVISTA

ANDREA PRODAN – UNA ENTREVISTA (PARTE II)